ULTIMOS POSTS

viernes, 14 de octubre de 2016

Las 5 leyendas más terrorificas de Santa Cruz


Las leyendas suelen ser una de las partes más entretenidas de la tradición de cualquier lugar. Historias terroríficas que "testigos" aseguran que pasaron de verdad, personajes folklóricos adaptados a la metrópolis, seres de otra vida y otras épocas que han sobrevivido la vorágine de la globalización.

En el departamento de Santa Cruz, en Bolivia, las leyendas se entrecruzan con las tradicionales de manera natural, dejándonos personajes híbridos y "creepy pastas" que llevan años atormentando a sus habitantes. Aquí un repaso de las más interesantes:


1. La Viudita
Probablemente originada para asustar maridos infieles, La Viudita es uno de los personajes más reconocidos en Santa Cruz. Cuenta la leyenda que esta señora suele vestir ajustadas prendas negras, que delatan una figura atractiva y tentadora, con un oscuro velo que le cubre el rostro por completo. En otras ocasiones, viste simplemente un manto oscuro de pies a cabeza. Se esconde en la penumbra de pasillos y callejones, esperando para sorprender a algún borrachito solitario que vuelve a casa de madrugada. 

El borracho, valeroso por el alcohol, se deja seducir por la Viudita, para toparse con la sorpresa de que nada es lo que parece. Más de uno intentará quitarle el velo, revelando la horrible cara de la muerte misma. ¡A quedarse en casa, muchachos!


2. La Llorona
Con versiones en diferentes países de Latinioamérica, la Llorona era (o es, ya nadie sabe) una especie de fantasma que recorría las calles de la ciudad con el afán de encontrar a sus hijos perdidos, producto de su mala atención y cuidados. Si bien ver a una mujer de noche merodeando por las calles oscuras con un vestido blanco, es un poco raro, oírla gritar desconsoladamente, era -como dijeron muchos testigos de este fenómeno- infernal. Actualmente poco se sabe de la llorona, -salvo un par de películas bien logradas gracias a la magia del cine- pero no podemos evitar recordarla, más si se trata de una parte importante de las creepypastas más emblemáticas de Santa Cruz.


3. El Carretón de la otra vida
Uno de los mitos más atemorizantes, en especial para la población religiosa. El carretón de la otra vida prácticamente era una carroza que, según cuenta la tradición, estaba armada por huesos en vez de madera, cuyo cargamento estaba lleno de cráneos amarillentos y jalado por bueyes infernales; por si fuera poco, esta carroza estaba conducida por el mismísimo Satanás. ¿Su misión? Llevarse almas descarriadas hasta el infierno.


4. La Casa Santa
Entre las calles Campero y Charcas de la vieja urbe, existe una antigua edificación a la que llamaban "Casa Santa". Los locales podían perjurar que a través de las ventanas, se veían "bultos" (voz cruceña que se le da a los fantasmas), que claramente ahuyentaban a todo transeúnte que se atreviera a entrar. Posteriores inquilinos y dueños de la casa mudaban con gran frecuencia, a raíz de los alegados eventos paranormales.


5. El Duende Probablemente esta es la leyenda más característica de nuestra tierra. El Duende, como se conoce, es el espíritu reencarnado de un niño que murió sin ser bautizado, y que se dedica a perseguir a otros infantes. Su historia fue extensamente popularizada por los padres de familia que buscaban atemorizar a sus hijos para mantenerlos cerca de casa. La leyenda cuenta, que El Duende se entretiene con los demás niños pretendiendo ser un niño normal, ocultando su identidad con un gran sombrero de saó, para luego atraerlos a matorrales lejanos, atarlos y lastimarlos.

En la cultura urbana, los avistamientos del supuesto Duende se han viralizado como videos de gatos en YouTube. Los locales alegan que el Duende deja rastros de su presencia con actos de bandalismo. Popularmente, en las estancias el Duende ata en trenzas las cerdas de los caballos mientras duermen y luego los despierta para asustarlos.

Comentarios

 

Subir