ULTIMOS POSTS

miércoles, 10 de diciembre de 2014

El Chavo y las películas de acción de los ochenta


El último capítulo del Chavo se filmó en 1980. Eso quiere decir que llevamos casi 35 años sin capítulos nuevos. Yo, que nací cinco años más tarde, pasé toda mi infancia (y adolescencia y anoche) viendo capítulo tras capítulo reciclado del Chavo sin aburrirme. Los reto a ver un capítulo de los Thundercats (que salieron el 85) sin desangrarse de aburrimiento. 

Es más, los reto a ver cualquier película estándar de “acción” de los ochenta. Por lo general son bastante aburridas. No es que sean especialmente malas, simplemente los tiempos cambian, antes se guardaban el presupuesto para una única y espectacular (y real) explosión al final, se morían tres extras y el sonidista y un gaffer pero no importaba, la familia Stallone iba a tener qué comer esa semana. Obvio que tenían que rellenar con algo, que por lo general eran canciones de Cindy Lauper y Van Damme intentando hablar en inglés por dos horas y media. Ahora Michael Bay hace explotar una sucursal del Banco Mundial por cada línea de diálogo entre Megan Fox y Optimus Prime y lamentablemente el conteo de Megans Fox muertas es cero porque las explosiones son de mentiras.
.
 Michael Bay prometiendo menos explosiones
mientras pequeñas explosiones brotan de sus manos.


Chespirito no solo fue un comediante brillante (llevamos riéndonos más de 40 años con los mismos chistes, de alguna manera), su aporte a la forma de hacer televisión, a entretener, es invaluable. Un genio completo como pocos, que además de hacernos reír nos hizo llorar (“ratero!”), cantar (“qué bonita vecindad!”) y entender el valor de familia más allá de la estructura tradicional (ninguna de las familias de la vecindad está formada por papá/mamá/hijos), y eso solo con el Chavo.
.
:(
No te vamos a extrañar, Chavito, porque después de 35 años seguís en nuestros televisores, y eso significa que vas a seguir 35 y 80 años más. El Chavo del Ocho, con todos sus defectos y virtudes, es atemporal y, por lo tanto, televisivamente perfecto. No te vamos a extrañar, Chavito, porque no te fuiste a ninguna parte. ¡Eso, eso, eso!

Comentarios

 

Subir